Como ser socio de La historia de hoy

Quienes deseen publicar deben obtener una cuenta de GMAIL y enviarla a dkritz@gmail.com. A vuelta de correo recibirán una invitación para transformarse en Autores, o sea socios del blog que pueden publicar.
Las entradas se mostrarán cronológicamente de abajo hacia arriba, de modo que cuando se llene la página principal habrá un vínculo: "Entradas Antiguas" para ver las más viejas.


sábado, 15 de junio de 2013

Estos no son mis zapatos


Me desperté y prendí la luz. Al bajar de la cama encontré un par de zapatos que no eran míos. Eran de un color violeta rabioso.
Observé el cuarto, si los hubiese visto en blanco y negro, como en una película  de los principios del siglo XX, no hubiese tenido problemas. Pero lo vi en technicolor, las paredes verdes, el techo rojo, las mesitas de luz azul marino y la colcha de la cama,  jaspeada con bolitas celestes con un fondo dorado.
La madera de los muebles  cualquier cosa menos color madera.
El susto me acogió totalmente cuando ví a mi mujer, tenia la piel verde aceituna y el cabello celeste.
Me asomé a la ventana, ya habia luz y la gente que transitaba tenia el mismo color de piel. El cielo era un color rosa mortecino alumbrado por un sol rosado.
Creí estar soñando. Volví a la cama, me metí entre las sabanas y me tape la cabeza.
-Cuando me despierte  todo sera normal- me dije.
Dormí hasta que sonó la alarma del despertador de mi esposa,  me desperté sobresaltado, me destapé despacito bajando las sabanas como en las películas de terror. La primera ímagen que vi es a mi "mujer " ,la de color aceituna, abriendo el armario donde habia un arco iris de prendas de vestir.
Terminó de buscar la ropa y se dio vuelta.
Al verme me preguntó sorprendida:
-¿ Que te pasa, estás tan pálido, y de ese  color tan raro?
La miré y no supo que decirle, solo atiné a preguntarle:
-¿Que día es hoy?
Mi verde señora me contestó:
- Miércoles, hoy tenemos teatro ¿te acordás?.
-  Si, "El Mercader de Venecia", pero quiero saber la fecha exacta y ademas en que planeta vivimos- Le dije desesperado.
- Mirá, aparte de colorido, me parece que perdiste el juicio. Hoy es jueves, 12 de junio, año 2013, planeta Tierra de la galaxia Vía Láctea del universo cercano ¿ Suficiente?
- Si, gracias, creo que realmente estoy pirado (loco) .
- ¡Te llevo al hospital, no estas normal!
- Si, no se lo que tengo- Le contesté vistiendome lo mas rápido posible.
Nuestro coche Skoda, supuestamente beige, estaba tornasolado, ni que hablar del interior. ¡Nunca vi un volante violeta! Hacía juego con mis zapatos.
El color de los guardapolvos de los médicos y enfermeras no lo pude definir, ni verde ni blanco, algo parecido a amarillo sucio.
Cuando vi la sangre de un accidentado que entraba me desmayé, fue la gota que desbordó mi cordura, era verde botella fosforescente.
El medico de piel me examinó y dictaminó que estaba sano, pero que pensaba de un posible problema de pigmentación sumado a un problema psíiquico.
Me derivaron al hospital psiquiátrico.
Dicen que los hospitales de enfermedades mentales  son una cosa de locos.
Este era realmente era "para volverse loco,  coloridamente loco".
El psiquiatra que me atendió, verde por supuesto, se acarició su barba celeste y se sacó los anteojos.
- Vd. sufre de cromatocosis, complicada con una fobia cromática -Me diagnosticó -Lo trataremos con algunos electrochoques y inyecciones de pigmentos disueltos en suero.-  Y salió de la sala a organizar todo.
Aterrado agarré de la mano a mi señora , la verde, y salí corriendo del hospital.
- ¡Rajemos de aquí, si no estoy loco, me enloquecen aquí!- le dije mientras la arrastraba al coche.
Ya en casa pensé: " menos mal que por la urgencia no me tomaron los datos" sino ya estaría escuchando una sirena.
Mi señora preparó una cena liviana, hice de tripas corazón y me tomé un plato de sopa azul acompañado de un poco de pan lila. No estaba mal.
Me senté en la sala y comencé a repasar todo lo hice el día anterior antes de ir a dormir.
Cené... miré la tele... me bañe...contesté e- mails y entre en Google.
¡Eso, la internet, ese forum de chiflados! Ahora recuerdo, había un tal Demóstenes. Alegaba que es posible saltarr entre los diferentes universos paralelos.
-¿Será que...?

Lo ultimo que leí es que había descubierto que cada cuatrocientos años se abre un portal de 24 horas, que es solo concentrarse y chasquear los dedos y listo, estas del otro lado.
Lo hice un poco en broma, chasquié los dedos sonríendo ¡Total no pasa nada, un bulo como muchos otros! Cerré la compu y me acosté.
-¿ Dios, a que hora fué? ¡ Mi mujer apagó la tele porque terminaba su novela, las nueve y media... ! ¿Que hora es? ¡Madre mía , nueve y veintisiete!
¡Oy Vey, llaman a la puerta!...
- Si, esta en la sala- escucho decir a mi mujer a unos camilleros que con un chaleco de fuerza  se dirigen hacia mi.
Con el ultimo resto de mis fuerzas, me concentro. Son las nueve y veintinueve. Chasqueo los dedos...
Los hotentotes llegan  y me toman en sus fuertes brazos...
Pero ...son normales...tienen la piel rosada...el uniforme blanco...
-¡ No se preocupe señor, usted estuvo desmayado 24 horas, su señora llamo a emergencias!- Me explica uno de ellos al verme despierto.
Mi mujer, rubicunda y pecosa como siempre, preocupada, mira desde el costado...me inyectan un tranquilizante...

- Mientras entro en un estado de sopor pienso en voz alta:


-¡Cuando vuelva entro en ese fórum y mando al tal Demostenes a la puta madre que lo parió ..!

No hay comentarios:

Publicar un comentario